Situación.- E3. Empieza.- Mauri­ce Ravel. Termina.- Vía Vieja de Lezama.

Paso, lugar jurisdiccional y alto de la calzada donde Bilbao tenía levantado uno de los tres "rollos" u horcas. Venta y casa nuevamente fabricada hacia 1668. La horca se trocó por mojón en 1734. El nombre del monte aparece en antiguos documentos como Sondikabaso que en caste­llano significaría “bosque de Sondika”. En 1810 se enajenaron por la Villa con el nombre de “Pertenecidos de Artxanda” pasados de 250.000 estados de propios que eran los que poseía Bilbao en aquella parte.

En la cima de esta colina se instaló una emisora en 1918 para mantener contacto con el yate real Giralda que se hallaba navegando por el Cantábrico. Esta sería la primera vez que en Vizcaya se tenía noticia y utilizaba la radio-telefonía. Después de la guerra civil de 1936, estas instalaciones se utilizaron por primera vez en el País para impedir que emisoras extranjeras fueran escuchadas en la Villa y sus alrededores.

El Molino de viento se construyó hace unos trescientos años con el fin de aprovechar la energía del viento para moler trigo y maíz. En 1941 es comprada la finca donde se encuentra por el Señor Sertucha donde levanta el chalet próximo. En la década de 1970 es restaurado de los desperfectos sufridos en la guerra de 1936, manteniendo su estilo original.

El Casino de Artxanda fue inaugurado el 7 de octubre de 1915. Disponía de pista de baile, amplios salones, acristaladas galerías, excelente restaurante y, en torno al elegante edificio, una grandiosa escalera. El día de la inauguración el cubierto en el restaurante costaba 5 Ptas. Y el billete de ida y vuelta del Funicular 0,50 céntimos. Fue destruido en 1937 por la metralla de la guerra.

La Ermita de San Roque de Artxanda, aunque no hay fecha exacta de su construcción, se supone que se construyó en el siglo XVII. En la guerra de 1936 quedó muy es­tropeada. Se reconstruye años después de forma sencilla y en noviembre de 1981 se realiza una reforma total con un coste de más de dos millones de pesetas, financiadas por los vecinos del monte Artxanda.

La gruta de Lourdes que está próxima a la estación del Funicular, junto con la casita del personal que se encarga de cuidarla, se inau­guraron en 1926, gracias a la generosidad de Marcelino Ibáñez de Betolaza y Luco. La ermita está dedicada a Ntra. Sra. de la Corona, se edificó en 1946 por el arquitecto Manuel María Smith e Ibarra  (Bilbao,1879-1956) según deseos de Doña Corona Arritola y Urquijo, Viuda de don Marcelino, quien tiene dedicado un busto en la parte izquierda.

El palacio de hielo-Nogaro, hoy desaparecido, se construyó según proyecto del arquitecto Rufino Basáñez (Bilbao, 1929), inaugurándose en noviembre de 1973 con un costo de 150 millones de pesetas.

El 12 de junio de 1969 se aprueba en sesión plenaria el proyecto y el 15 de febrero de 1975 se inaugura la Ciudad Deportiva Municipal de Artxanda.

El domingo 18 de junio del 2006, aniversario del bombardeo de Artxanda en 1937, se inaugura en la campa próxima a la salida del funicular, la escultura Huella de acero, de 6 metro de alto por 8 de ancho y 8 Tm. de peso, obra del portugalujo Juanjo Novella en recuerdo a los combatientes que lucharon  en esa contienda.

Javier González Oliver