Situación.- G5. Empieza.- Ribera.- Termina.- Calle de la Torre.

Calle de abajo "barren", significa en euskera «punta, extremo inferior» y alude a la posición que tenía respecto a las otras dos calles (Goienkale o Somera y Artekale) cuando se edificó en 1445.

El linaje de los Barrondo o Barraondo, banderizo tuvo una casa-torre que estaba en  dicha calle donde se alojó el Rey Pedro de Castilla “El Cruel” cuando venía a Bilbao. Entre los jefes de esta poderosa fa­milia se hallaba Juan Sánchez de Ba­rraondo o Barrondo, vencedor de la morisma en la batalla del Salado y caballero de la cofradía de Santiago de Bur­gos, aprobada en 1538 por el rey Alfonso XI. En la casa-torre se alojaron Fernando el Católico y Juana de Aragón llamada "La Vizcaína", hija natural de Fernando el Católico y de doña Toda de Larrea. Se le conoció en algún tiempo como "Cal Palacio". Estuvo también la casa-torre de Juan de Arbolantxa, primer prebos­te de la Villa (antes de que el cargo pasara a los Leguizamón), torre que luego fue de Pedro de Novia Salcedo. La más antigua referencia pone en su cabecera nor­te los suelos de anclaje, muelle de mercaderías, y solar de "cambeistas y tra­to de mercaderes", lo que podríamos llamar la Bolsa, nombre que recuerda todavía el edificio, así llamado, fundado en el siglo XVII.

En el muelle de la Ribera, frente a la calle Barrenkale, se tomaba la embarcación para pasar a la de San Francisco.

En 1885 hubo un intento de cambiarle el nombre, poniéndole "Echegaray", el proyecto no prosperó y al poco tiempo se olvidó.

En la esquina con el cantón, donde está actualmente en número 42, abrió hacia 1907 un pequeño bar el que luego fuera el famoso restaurante Luciano. El aterrizaje aquí fue a causa del desalojo por Horacio Echevarrieta del caserío que tenía Luciano Aguirrebalzategui en sus terrenos situados entre las calles General Concha, Rodríguez Arias y Telesforo Aranzadi. Murió Lusiano en 1923 y las hijas se hicieron cargo del negocio, ampliando el restaurante en los años posteriores con la compra de dos lonjas enfrente del cantón y el piso superior. El piso, inaugurado el 14 de diciembre de 1935 se dedicó a comedor para la élite bilbaína. Fue decorado por Tomás Bilbao Hospitalet, participaron los pintores; Juan de Aranoa, pintó dos paredes representando la caza y la pesca, Jenaro de Urrutia una pared con productos del campo y José Arrúe que se encargó del tríptico “Comáis”, “Bebáis” y “Paguéis”. Se complementaba con muebles art decó. 

El restaurante cerró el 9 de junio de 1970 y de aquella época solo queda la taberna adquirida por la comparsa Txomin Barullo, reinaugurada el 10 de abril de 1980.

Javier González Oliver