Situación.- G5. Empieza.- Ribera. Termina.- Calle de la Torre.

Se llamó la segunda, la menor o yusera, reafirma el significado de Barrenkale, es decir, la que estaba más abajo, en el extremo inferior. En 1442 estaban las casas-torre de Pero de Novia, Martín Pérez de Arbolantxa, de Juan Pérez de Arbieto y de Salazar. Las tres últimas estaban próximas a la muralla que prácticamente bordeaba la ría. En la casa-torre de Arbolantxa se afirma que se alojó el rey Alfonso XI de Castilla en su visita del año 1334, quien siguiendo su campaña, dio carta a Bermeo en 15 de junio de aquel año, otorgando a Bilbao durante cinco años el alzamiento anual de 1.500 maravedíes con los que pudiese construir muros de defensa. Confir­mó el privilegio de fundación de la Villa con fecha 20 de junio de 1334. En Bilbao mandó hacer un Alcázar y puso, según su crónica, alcaldes, merinos y oficiales.

Al igual que en la calle Barrenkale, y con los mismos resultados infructuosos, en 1885, se intentó ponerle el nombre de "Arriaga".

Julia fue un popular personaje bilbaíno, que nació en el Casco Viejo y vivió en esta calle. Vendedora de periódicos, en particular de Hierro, diario de la tarde, con el que hizo famoso el pregón: «¡Hierro, con los cien gramitos de racionamiento!».

Javier González Oliver