Situación.- G5. Empieza.- San Francisco. Termina.- Plaza Cantera. Fecha acuerdo.- 18 de junio de 1943.

En estos parajes se encontraba la antigua torre del linaje de los Cantalojas, posteriormente se edificó una casa que llevaba el mismo nombre, y que lo ha conservado a través del tiempo. Tuvo gran pres­tigio esta familia en la vieja república de Abando y enlazó con las familias de Arana y Echániz. Los Can­talojas fueron partidarios de Carlos en la primera y segunda guerra carlista, y su casa fue teatro de esce­nas de campaña durante el último sitio de Bilbao.

Desde 21 de julio de 1881 se conoció como Convenio de Bergara en homenaje a la paz firmada con este nombre, o con el "Abrazo de Bergara", que dio fin a la primera Guerra Carlista

El verdadero protagonista del pacto que se firmó en el Convenio de Bergara fue Martín Echaurre, conocido en Navarra por "el arriero de Bérgota". Este hombre, respetado por los dos bandos, fue llamado en cierta ocasión por Es­partero para preparar con el general Rafael Maroto la paz. 

El 23 de noviembre de 1940 se le impuso el nombre de "Alzamiento Nacional", recordando el levantamiento que las tropas franquistas realizaron contra el Gobierno constitucional, en 1936.

El 24 de marzo de 1900 se terminaron las obras del puente, ejecutadas por el contratista Pío Bilbao según planos del ar­quitecto municipal Gregorio Ibarre­che Ugarte (Bilbao, 1864 - 1933).

En la confluencia de las calles Cortes y Zabala se encuentra una escultura de Manolo Valdés (Valencia 1942) que lleva inscrito en su piel de bronce un poema del académico Mario Vargas Llosa. Se colocó el día 2 de noviembre del 2004 con la presencia de su creador. La obra, diseñada en exclusiva para Bilbao, fue forjada en un taller de Arganda del Rey (Madrid) y bautizada como La exorcista. Simula una cabeza de mujer con un tocado, que parece querer hablar gracias al texto de Mario Vargas Llosa escrito en su rostro.


Javier González Oliver