Situación.- Empieza.- Tíboli. Ter­mina.- La Salve. Fecha de acuerdo.- 23 de mayo de 1879.

Su nombre proviene de la localización en esta zona cuando se urbanizó la calle de un hermoso bosque de castaños que llegaba hasta el camino de Viento.

También puede proceder del almirante Juan de Castaños y Gorostiza, nacido en Bilbao, ya que es uno de los nombres propuestos por Camilo Villabaso en su informe de 1879 para rotular las nuevas calles de la villa, aludiendo a que este marino, caballero y almirante de la Real Armada, era patrono de Begoña por su matrimonio con María de Taborga y Leguizamón, sucesora de tal patronato. Vivió en el siglo XVII y fue padre del alcalde de Bilbao Juan José Castaños y Taborga.

Fernando de la Quadra Salcedo habla de la calle General Castaños, dedicándola a Francisco Javier Castaños y Aragorri Urioste y Olavide, duque de Bailén.

En esta calle se encuentra el Mercadillo, uno de los considerados como edificio notable de la Villa, obra del arquitecto municipal Ricardo Bastida Bilbao (Bilbao, 1879-1953). Fue construido en 1908 como lavadero municipal, y en 1943 se transformó en mercado. El lavadero, además del servicio para que se construyó, también era lugar de reunión de mujeres para reivindicar sus quejas o demandas. El horario era de seis de la mañana (5 en verano) hasta las nueve de la noche. No se permitía la venta de jabón, añil o similares, ni la entrada de hombres excepto para acarrear bultos, y en ese caso debían abandonar inmediatamente el local. Tampoco se permitía la entrada de niños, salvo en casos especiales y con permiso del conserje. 

Javier González Oliver