Situación.- F4. Empieza.- Bernardino Alonso, Guardia Municipal. Termina.- Calle del Cristo. Fecha acuerdo.- 4 de junio de 1980

En agosto de 1980, el Ayuntamiento decidió recordar a Ernesto Erkoreka y Régil. Nació en Bilbao el 9 de noviembre de 1866 y fue el primero y único alcalde republicano de Bilbao al proclamarse la segunda República Española, el 14 de abril de 1931. Falleció en Bilbao el 21 de diciembre de 1957, siendo enterrado en el cementerio de Vista Alegre de Derio

Esta plaza era conocida como San Agustín, debido al convento que había en el solar del Ayuntamiento. 

Desde 1927 se llamaba Plaza del General Primo de Rivera, en recuerdo a Miguel Primo de Rivera y Orbaneja, nacido en Jerez de la Frontera (Cádiz), el 8 de junio de 1870, dentro de una familia de militares. En 1922 fue nombrado Capitán General de Cataluña y el 13 de septiembre del año siguiente protagonizó un golpe de Estado e instituyó un Directorio Militar bajo su presidencia. Falleció en Paris el 16 de marzo del mismo año, siendo su cadáver trasladado a Madrid, donde fue ente­rrado

Durante la Segunda República se llamó Plaza de Fermín Galán y García Hernández, en recuerdo al ca­pitán Fermín Galán Rodríguez y el teniente Ángel García Hernández, que prota­gonizaron el primer levantamiento republicano con su guarnición en Jaca, el 12 de diciembre de 1930. La sublevación no tuvo éxito y, tras un juicio militar, fue­ron fusilados a las veinticuatro horas.

En el lugar que ocupa la plaza del Ensanche estuvo la Fábrica Municipal de Gas.

En mayo del 2003 se inauguró el nuevo emplazamiento del Banco Juradero de Beteluri o Seberetxe, con el es­cudo de la villa, en el que está representado el puente, que anun­cia los caminos, el Alcázar, sinónimo de autoridad y defensa, sustituido más tarde por la iglesia de San Antón y, la Errenteria, que traficaba con hierro y lanas. Se construyó en el año 1742 y estaba situado en Beteluri (Venta Alta), para que el al­calde de Bilbao admi­nistrase justicia a sus vecinos de estas lejanías ju­ris­diccio­na­les. Antes de su traslado a este lugar estuvo emplazado en el parque de Doña Casilda.

 

Javier González Oliver