Situación.- F3. Empieza Mandobide. Termina.- Castaños.

Su nombre se debe a la estación inferior del Funi­cular de Artxanda allí si­tuada, en el lugar que ocupaban las cocheras de Enrique Gana.

El Funi­cu­lar de Artxanda inició su andadura en 1913, gestionado por la empresa Von Roy, de Suiza. Dirigió la obra el arquitecto Pedro Guimón y fue inaugurado por el alcalde Benito Marco-Gardoqui el 7 de octubre de 1915.

Este funicular funcionó hasta el 18 de junio de 1937, cuando la estación superior fue alcanzada por los disparos de un avión franquista durante la Guerra Civil. 

En marzo de 1982 comenzaron las obras de reconstrucción, y el nuevo funicular se inaguró el 1 de mayo de 1983 con asistencia del al­calde de Bilbao Jon Mirena Víctor Castañares Larreátegui.

La estación inferior solo se modificó en su in­terior; la superior, con su preciosa fachada de es­tilo vasco con colum­nas que soportaban la cubierta del pórtico de la entrada principal, fue de­molida en noviembre de 1982. Constaba de dos plan­tas: la baja, para la estación, y la planta superior, destinada a vivienda. La plaza de la estación su­perior estaba pavimentada con piedra plana e incrus­taciones de guijarro for­mando el escudo de Bil­bao. Con las obras se modificó y se colocó en su cen­tro un volante dentado pro­ce­dente de la maquinaria del antiguo funicular.

Javier González Oliver