Situación.- F3. Empieza.- Campa de las Escuelas de Uribarri. Termina.- Maurice Ravel. Fecha CMP.- 21 de noviembre de 1962.

Puede tener relación con la isla del mismo nombre situada en la jurisdicción de Bermeo, a milla y media del puerto.

En 1422, fundaron el Obispo de Cala­horra, Diego López de Zúñiga y el padre fray Martín de Arteaga, un convento de la orden de San Francisco. Los reyes de Castilla le tuvieron gran devoción, Enrique IV, el 5 de marzo de 1457, Fernando el Católico, el 31 de julio de 1476 e Isabel la Católica, el 17 de diciembre de 1483, visitaron el convento. Fue la reina quien mandó edificar unas escaleras en piedra de sillería desde la base a la cúspide de la isla. Felipe II y sus sucesores hicieron varias limosnas a este convento.

En 1588, la pusieron en estado de defensa, pasando el Regimiento Ge­ne­ral a los frailes 24 ducados por lo que habían gastado en ella, el motivo era que al irse la mayor parte de la flota del Señorío a engrosar la Armada Inven­cible, las costas vizcainas quedaron desguarnecidas.

En 1596, las huestes de Francisco Drake se aproximaron con 14 naves al golfo de Bermeo; aunque no desembarcaron, algunos soldados asaltaron el islote de Ízaro, ensañándose contra el convento sin llegar a incendiar la iglesia. En 1719 los franciscanos lo abandonaron estableciéndose en Forua, este se convirtió años después en ermita bajo la advocación de Santa María Magdalena.

En la regata que se celebró el 22 de julio de 1719 se dirimió el pleito que sobre la isla tenían Bermeo y Mundaka. Se la jugaron en una regata con las traineras de dichos pueblos, los trece bogadores de Bermeo ganaron la regata y la isla. Por la Magdalena, el Ayuntamiento de Bermeo conmemora todos los años el acontecimiento, marchando en procesión a Ízaro y arrojando en sus rompientes una teja en gesto de posesión.

Javier González Oliver