La Lucha de Clases fue el periódico de la agrupación socialista de Bilbao editado de 1894 a 1937. Fue la principal publicación vizcaína de izquierdas, nacida de la emergencia del movimiento obrero en Bilbao a finales del siglo XIX, en que también toma cuerpo el nacionalismo vasco de Sabino Arana Goiri. Su precedente habría que buscarlo en La Unión Republicana de 1893, sólo un año antes de la aparición La Lucha de Clases en 1894. Detrás del semanario estaba la Agrupación Socialista Bilbaína, que había surgido en 1886, presidida por Facundo Perezagua. En 1890 se celebró en la capital vizcaína un Congreso Socialista, en el que se planteó la necesidad de contar con un órgano de expresión propio, que no aparecerá sino cuatro años después, en octubre de 1894. Su primer director fue Valentín Hernández, al que sucedieron Álvaro Ortiz, entre 1900 y 1903, Tomás Meabe, de 1903 a 1904, Isidoro Acevedo entre 1905 y 1914, Emilio Beni (1914-1920), Óscar Pérez Solís (1920-1921), Julián Zugazagoitia (1921-1923), y otros, hasta su desaparición el 21 de junio de 1937 cuando las tropas franquistas entraron en Bilbao. Miguel de Unamuno colaboró con el semanario, hasta 1904. Otra firma destacada fue la de Joaquín Araquistain. Fue el único portavoz que tuvo el Partido Socialista hasta que en 1931 Indalecio Prieto adquirió la propiedad del diario El Liberal de Bilbao. Sus años más importantes fueron las décadas de 1920 y 1930, cuando llegó a tener una tirada de entre 3.000 y 3.100 ejemplares semanales, aunque siempre tuvo dificultades económicas. Durante la Guerra Civil y hasta su cierre definitivo se imprimió en los talleres incautados a La Gaceta del Nortejunto con el órgano bilingüe de Solidaridad de Trabajadores Vascos, Lan Deya.

Javier Díaz Noci