Situación.- H5. empieza.- Ollerías altas. Termina.- República de Begoña.

Goyo Nadal, hijo del célebre Antón Sal, letrista inolvidable del Carnaval bilbaíno de principios del siglo XX. Nadal desde muy joven perteneció a la histórica comparsa “Subsistencia”, que co­men­zaba así sus salidas:

De una mísera buhardilla,

hemos salido a cantar,

la comparsa “Subsistencia”

los líos del carnaval.

Al señor Gobernador y a la alcaldía

saludamos con cortesía.

¡A don Diego López de Haro

que siempre se halla de pie

y a don Antonio de Trueba,

sentado le saludamos también!

Compuso una gran cantidad de bilbainadas, entre las que destaca: Bilbao y sus pueblos, el himno del Athletic de la posguerra, aquel que decía con música de Timoteo de Urrengoetxea:

Tiene Bilbao

un gran tesoro

que adora y mima

con gran pasión.

Su club de fútbol

de bella historia

lleno de gloria,

mil veces campeón.

Ahtleti, Athleti Club,

de limpia tradición

ninguno más que tú

lleva mejor blasón.

Cantemos pues

los bilbainitos

a nuestro Club

con gran amor

para animarle

con nuestro himno

el canto himno

del Alirón.

Alirón, Alirón

el Athleti es campeón.

Del fútbol eres rey,

te llaman el león

y la afición, el rey

del fútbol español.

Este himno lo estrenaron subidos en un camión en el célebre recibimiento que se le tributó al Athletic tras quedar campeón de Copa en Chamartín, contra el Valladolid con cuatro goles de Zarra en 1950. Alternando con sus actuaciones en los primeros “Bocheros”, montó una empresa de limpieza “La Sinrival”, que tuvo que dejar para ir a defender el cinturón de hierro de Artxanda como gudari.

Javier González Oliver