El Noticiero Bilbaíno fue unos de los primeros representantes de la prensa informativa vasca y bilbaína, que apareció por primera vez en 1875. Fue creado por el riojano afincado en Bilbao Manuel Echevarría Torres, que fue también su primer director. El subtítulo que llevaba en esa primera etapa era Diario Imparcial. Defensor de la Unión Vasconavarra y eco de los intereses vasconavarros. A pesar de su ideología más bien republicana, Echevarría buscaba un periódico que no fuese un mero portavoz político de una facción determinada, y buscase abiertamente la rentabilidad económica llegando a un público lo más amplio posible, teniendo “al corriente a nuestros lectores con absoluta imparcialidad de todos los acontecimientos que ocurran en España y en el extranjero”, como aseguraba en su primer número. El primer número de El Noticiero Bilbaíno apareció el 8 de enero de 1875. Estuvo al frente de toda innovación técnica que se recibió en Bilbao, primero con un máquina Marinoni capaz de tirar 500 ejemplares y luego, ya en 1896, con la primera rotativa de la villa. El Noticiero llegó a alcanzar tiradas respetables, de 25.000 ejemplares en 1920, aunque durante la década de 1930 había bajado a la mitad, 12.500 ejemplares de media diaria.

Sólo la Guerra Civil y la negativa de las autoridades franquistas a que se reeditase tras ésta dio al traste con la empresa, obligado El Noticiero a fusionarse con el matutino Nueva España en abril de 1938, si bien la familia Echevarría continuó y continúa ligada al negocio de los medios de comunicación a través de su participación en El Correo. Solicitaron, sin éxito, poder publicar un diario deportivo. El Noticiero Bilbaíno fue adquirido en 1945 por los editores de El Correo, de manera que la Sociedad Anónima El Pueblo Vasco de Bilbao se convirtió en Editorial Vasconia, y más tarde en Bilbao Editorial.

Javier Díaz Noci