Situación.- G5. Empieza.- La Ribera. Termina.- Calle del Perro.

La denominación de esta calle era ya popular en el siglo XVI, apareciendo al poco tiempo como nombre oficial. La villa entonces estaba cercada por un cinturón de torres y murallas en su contorno y había un camino principal, desde el arrabal de Ibeni y pasos traveseros, hasta la ribera del río, llamado ronda. La ronda se acotó en calles: El paraje entre el portal de Zamudio, lindero del río, embarcadero para San Francisco, junto a la torre de Azardui y el portal de Nuestra Sra. del Socorro. El paso a Barrenkale-Barrena se llamaba comúnmente la trasera del juego de pelota, con referencia al “juego de pelota” que existía en tal zona. Según consta en un documento de 1581, la Corporación Municipal compró a la señora viuda de Juan de Abendaño y Ganboa el terreno necesario «para abrir la calle de entre las calles de Barrenkale, la Segunda y la de Santa María y Arenal, y quedase para la Calle Real (La Ribera) un suelo de casa...» Iniciada la urbanización, se empezó a llamar calle de la Pelota, nombre que persiste hoy aunque el “juego de pelota” se trasladó en 1790 a los terrenos de la travesía la Estufa. Este nuevo frontón, estaba ornamentado con tribunas para las autoridades del Concejo y del Consulado, y coronaba su frontis una estatua dorada de la Fama, ocupaba la plaza de San Nicolás y parte del Arenal en la travesía de la Estufa.

Presidiendo la calle se encuentra el palacio Yhon conocido también como Edificio de la Bolsa

En el número 5 nació el 14 de noviembre de 1907, el Prepósito General de la Compañía de Jesús, Pedro Arrupe Gondra.

 

Javier González Oliver