Situación.- G5. Empieza.- Santa María. Termina.- Bidebarrieta.

La fuente del Perro está situada en la esquina con Bidebarrieta. Re­pre­senta una pequeña portada con tres arcos de medio punto separados por pi­lastras y sobre los arcos un frontón triangular, dentro del cual va es­cul­pida la fecha de 1800 en que se reformó por el arquitecto municipal Juan Bautista Orueta en colaboración con Miguel de Maruri. La arqueta o abreva­dero pre­senta en su frente una de­coración a modo de sarcófagos clásicos, tiene tres caños cuya salida de agua tiene una cabeza de león.

Durante siglos la llamaron calle de San Miguel, y a la fuente Cho­rros de San Miguel, en alusión a la torre de San Mi­guel o de Larrínaga, que existía entrante en la cabecera de la plazuela de Santiago, la cual fue levantada en el siglo XV por los Larrínaga, pasando posteriormente a los Victoria de Lecea; tenía una imagen del Santo en la parte superior de la entrada. Esta torre se de­rribó en 1850. A partir de su renovación en 1800, les pareció a la gente que las cabezas de los caños o mascarones, eran de perro, y de aquí, por costumbre, se le empezó a llamar por este nombre.

También se le conoció popularmente con el nombre de El Laurel, como alusión a un laurel que se alzaba en el patio de una casa de esta calle.

El caserón que lleva el número 3 data del siglo XVII.

Javier González Oliver