El centro Sra. Vda. de Epalza se ubica en el nº 5 de la calle Tiboli, en el barrio de Castaños, junto al Campo Volantín, distrito de Uribarri. Ofrece educación infantil y primaria.

También conocidas como “escuelas de Tivoli”, por su localización, este centro público del distrito de Uríbarri, tuvo su origen en la vocación filantrópica de la señora Casilda Iturrizar, y en el homenaje que quiso dedicar a su marido, el rico empresario Tomás José de Epalza, fallecido sin hijos en 1873, para lo cual donó el solar, y el dinero para la construcción y el mantenimiento del centro.

El edificio fue diseñado por Julio de Saracibar en 1880, e inaugurado el 30 de septiembre de 1884. Enrique Epalza realizó un anexo para su ampliación en 1901-1903. La construcción adopta una forma trapezoidal, rodeando un patio interior, y se distribuye en dos alturas y sótano, favoreciendo la insolación y ventilación, y separando a los alumnos por sexos. Sus fachadas presentan decoración escultórica, destacando la que homenajea al señor Epalza y otra, erigida con posterioridad, en honor a Casilda Iturrizar.

El centro dispone de instalaciones para la práctica del deporte escolar: una pista polideportiva y una sala cubierta.

El centro aboga por una educación integral, inclusiva e igualitaria, fomentando valores como la empatía, la convivencia, la solidaridad o la autoestima.

Para ello se potencian proyectos como el de Aprendizaje Cooperativo, Lectura en Parejas, el Plan de Igualdad, un programa extraescolar A.C.E.X. de Biblioteca Extraescolar, o la participación de los profesores en programas de formación en herramientas TIC con el fin de impulsar la utilización de materiales multimedia en la práctica docente.

El centro ofrece al alumnado actividades complementarias como teatro en inglés, conciertos, visita a museos e instituciones, educación vial, etc.

Ana Prado