Corporación de derecho público que agrupa a los Diplomados en Enfermería y tiene como fines, entre otros, ordenar su actividad profesional, velar por su ética, colaborar con las Administraciones Públicas y promover la actividad profesional.

La legislación española establece que los Diplomados sanitarios en Enfermería son los responsables de la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades.

El origen de este Colegio se remonta al año 1978, momento en que se constituye como Colegio Oficial de A.T.S. de Vizcaya al fusionarse los existentes colegios de Matronas, Practicantes y Enfermeras, para posteriormente en el año 1993, denominarse Colegio Oficial de Diplomados en Enfermería de Vizcaya. En 2014, el Colegio está constituido por 7.500 colegiados, aproximadamente.

Del maremágnum de profesiones relacionadas con el arte de curar enfermos que existía durante la Edad Media, algunas fueron siguiendo un proceso de profesionalización del que surgieron estas tres líneas que dieron origen a los tres colegios citados:

La de las matronas, comachones o comadrones.

La de las cuidadoras de enfermos.

La de los cirujanos romancistas, llamados practicantes en el siglo XX.

En los comienzos del siglo XXI parece que regresa el maremágnum y que surgen nuevas modalidades de curadores de difícil catalogación en algunos casos. Tal es el caso de los fisioterapeutas, los técnicos en imagen para el diagnóstico, técnicos de laboratorio, terapeutas ocupacionales, ópticos, logopedas, dietistas, etc.

Juan Gondra Rezola