Situación.- G5. Empieza.- Muelle de la Merced. Termina.- San Francisco.

Esta calle se urbanizó al acabar la Segunda Guerra Carlista y, puesto que tanto Hernani como Bilbao resultaron invictas, el Ayuntamiento acordó en 1876 dedicar esta calle a su hermana en sufrimiento ante el asedio enemigo.

En esta calle vivió Cándido al que le gustaba que le llamara Canito. El buen hombre apareció por Bilbao después de una salida no demasiado airosa de su pueblo, Corella, con seis ristras de ajos, pimientos, guindillas y la intención de quedarse en la villa si conseguía realizar una buena venta de su mercancía. La venta de ajos le fue viento en popa, se casó con una bilbaína y se compró un piso y planta baja en esta calle, cerca de La Busturiana. Canito se hizo tan popular que la comparsa “Los Derrotas” le dedicaron una canción.

Javier González Oliver