Situación.- G5. Empieza.- Plazuela de los Santos Juanes. Termina.- Alto de Santo Domingo.

Está considerada la calle más larga de Bilbao. 

Su nombre es un topónimo, nombre propio del lugar que viene de «Zabala bide» (camino de Zabala), porque has­ta la Primera Guerra Carlista en que fueron destruidos para la defensa de Bilbao, en este lugar ha­bía dos caseríos conocidos con el nombre de "Zabala" mayor y menor, pertenecientes a los Victoria de Lecea, linaje que al principio de la calle construyó su palacio. 

Este camino, según Teófilo Guiard, se abrió a finales del siglo XV y le denominó «camino nuevo de Zabala o Zabalbide».

En 1581, al hacerse la división parroquial bilbaína ya aparece esta calle con el nombre de Zabalbide.

Aquí se edificó por la Diputación en 1877, sobre el alto de Larrínaga, la cárcel, donde hoy se encuentran los edificios de viviendas que ocupan los números 17 y 19 y la calle Vicente Garamendi.

En la CMP del 6 de mayo de 1929 se tomó la decisión de fusionar la calle Santa Clara a ésta para darle mayor longitud.

En el solar del número veinticinco ac­tual, estuvo el frontón de la Repú­blica de Begoña, inaugurado en 1869, que duró po­co, ya que siete años después, fue destruido durante uno de los bombardeos que sufrió la villa en la Guerra Carlista. Pero Juan de la Mata lo reconstruyó, respetando sus característica arquitectónicas.

Entre sus descendientes destacaron los célebre pelotaris “Begoñeses”. De este frontón sa­lie­ron grandes figuras, entre ellos Juan Guisasola, conocido como Begoñés I, delantero que revolucionó la pala, derrotando con quince años a to­do el cuadro bilbaíno. En 1896, An­tón Guisasola mandó cubrir el frontón.

Javier González Oliver