Situación.- G5. Empieza.- La Ribera. Termina.- Santa María. Fecha acuerdo.- Fecha acuerdo.- 29 de mayo de 1884.

Toma el nombre por el convento e iglesia conventual de las religiosas Mercedarias. Esta comunidad nació en Vizcaya al calor de la acción apostólica de las mercedarias del barrio de Burceña, cuyo monasterio de Santa María de Burceña se fundó en el mes de mayo de 1284, para la redención de cautivos. Las beatas mercedarias de la villa se reunieron por primera vez en comunidad en el año 1532 en la calle Somera, de donde se trasladaron en 1567 a la entonces zona de la Naja, luego conocido como la Merced, ya que por ser un lugar menos habitado, les permitió adquirir con el producto de la venta de sus casas, una vasta extensión de terrenos para sus construcciones y huerta. Aquí recibieron años después la visita del Padre Maestre General de la Orden, fray Francisco Maldonado. Consi­guie­ron el voto de clausura papal en 1621, realizándose la ceremonia el día de San José, 19 de marzo, en cuyo acto estuvieron presentes las autoridades de la villa, actuando de celebrante de la Misa Pontificia el obispo de Ca­lahorra.

El edificio de estilo barroco, fue construido inicialmente por Antonio Ortiz de Colina y Francisco de Elorriaga, entre 1663 y 1673, con advocación a San José de la Naja, por un precio de 82.000 reales. En 1750, José de Recoalde, cantero, reedificó cubierta, bóvedas e interiores, junto con el carpintero Pedro de Larrina, quien hizo el retablo mayor del convento.

La fachada cuenta con hastial (En las iglesias, cada una de las tres fachadas correspondientes a los pies y laterales del crucero), espadaña, una portada en forma de arco de triunfo, con pilastra toscana, escudo de la Merced en el centro del arquitrabe y el muro es rematado con pináculos de dados y esferas superpuestas. En el siglo XVIII un autor anónimo elevó la espadaña, que hoy carece de campanas. El remate tiene una cruz-veleta forjada.

En el siglo XIX, fue ocupado el convento por el ejército napoleónico y en la Guerra Civil, durante el sitio de Bilbao por los carlistas. Una de las bombas que cayó sobre el edificio en la madrugada del 2 de marzo de 1874, ocasionó la muerte del padre Sebastián Montiel, vicario provincial de Castilla y capellán de la Comunidad, y, ante el peligro, las monjas abandonaron el convento para trasladarse a Gernika.

Los edificios se desalojaron en 1977, construyéndose en el solar que ocupaba el colegio unos bloques de viviendas.

Construcciones de interés en esta calle son:

Puente de la Merced

Puente del General Sanjurjo

Puente de ladrillo

Fábrica de Harinas Ceres

Javier González Oliver