Situación.- G5. Empieza.- La Ribera. Termina.- Artekale.

Goienkale, Somera o Cimera, calle de encima o de arriba, es la primera de las Siete Calles de la primitiva urbe amurallada que se cerraba en un recinto triangular con las casas-torre de Leguizamón, Güemes, Arbolantxa, Marquina, Arbieto, Azurduy, Novia y Larrínaga.

En la entrada, frente a la Ribera, en el Siglo XV estaba la casa-torre de Legui­zamón, con comunicación directa a la Iglesia de San Antón. La torre fue construida, según el historiador Julián de San Pelayo, en 1320. Solía llamarse el Alcázar, por su proximidad al Castillo que había en el lugar donde actualmente está la iglesia de San Antón. En el otro extremo estaba la casa - torre de Zornoza o Zorroza, posteriormente se utilizaría de cárcel y Paso Real o Alhóndiga de la Villa, propiedad de Domingo Ortiz de Zornotza, linaje de los Zornotza o Zorroza. En 1942 esta casa-torre fue transformada en casa de vecindad.

En el número 8 aún se conserva una casa construida en el siglo XVII.

En el portal número 12 nació en 1806 Juan Crisóstomo de Arriaga; también nació aquí, en 1876, el escultor Higinio de Basterra y Berástegui. En el nº 10 lo hizo, en octubre de 1916, Arturo Castilla, orgulloso bilbaíno que resumía de haber nacido en la calle Ronda nº 10, donde se hallaba la casa de Miguel de Una­muno, a pesar de que en realidad solo era sincero con el número de la casa. Estudió en el Patronato de Iturribide y en Bellas Artes, alternando como escaparatista en Simeón. En 1946 se casó con Mercedes Feijó, hija del propietario del Circo American, y a partir de entonces colgó los zapatones y la nariz roja para dedicarse al marketing. Consiguió dar al Circo Ameri­cano categoría internacional y en los años 60 reflotó el circo Price de Madrid.

Siempre que podía organizaba una función a beneficio de los Huérfanos de La Casilla. Fue distinguido por Radio Bilbao con la primera “Angula de Oro” como botxero distinguido. El Papa Pa­blo VI en 1965 le otorgó la medalla del Vaticano. También poseía desde 1968 la Cruz de Caballero de Isabel la Católica, la medalla de la ciudad de Bruselas, premio internacional del Curso de Viena, siendo reconocido en varias ocasiones con el Oscar mundial del Circo. Reali­zando los ensayos de la obra musical Price en Madrid, falleció en 12 de noviembre de 1996.

En las tabernas del “Bollero” y “Kastrejana” tenía establecido su campamento base Penetre, Bonifacio Santamaría Jáuregui, un conocido bilbaíno. Na­cido en 1873, contribuyó, en compañía de su inseparable amigo “Matauco” y de la cuadrilla formada por personajes tan sélebres como “Talento”, “Sipri”, “Susje”, “Txabiri”, “Txatarra”, “Garrutxel”, “Krispin” y Víctor Arana, famoso acordeonista, a engrandecer el patrimonio de la canción bilbaína.

Hombre culto e inteligente, ocupaba un alto cargo en la Junta de Obras del Puerto, tocaba la guitarra y derrochaba simpatía, siempre risueño, sobre todo cuando cantaba sus jotas predilectas. Falleció en diciembre de 1917.

En 1462 se construyó “el cal” o muelle de esta zona.

Javier González Oliver