Situación.- G4. Empieza.- Ronda. Ter­mina.- Cinturería.

Curiosamente es la calle más pequeña de la villa, ya que solamente tiene un portal. El portal de Zamudio o puerta del Zamudiano, de­molida en 1573, era una de las salidas junto con el Portal de Ibeni y el de San Miguel que tenía la villa cuando estaba amurallada. En este lugar terminaba el camino que unía la villa con el valle de Zamudio, patrimonio del poderoso linaje de Zamudio que dominó en Vizcaya, lle­gando a ser como dice García de Salazar, su primera y más rica familia en algunos momentos de los siglos XIV y XV.

Aquí se celebraban las transacciones con la tierra llana, entre el Ayuntamiento y los banderizos. Toma su nombre de los Zamudios, temibles banderizos del ban­do oñacino, que tenía sus dominios en la vega conocida como Sondica. Levan­taron su casa-torre de Zamudiotorre después de la quemada por los Butrón en el siglo XV.

La torre de la familia se encuentra en la anteiglesia de San Martín de Zamudio, siendo una de las familias más importantes de Vizcaya. Su linaje aparece en las Juras de Guernica y el jefe de la casa, Ordoño de Zamudio, asistió a la jura de los Fueros de Fernando el Católico, en 1476, como se muestra en el cuadro de Mendieta. De este linaje sobresalen: Martín Sánchez de Zamudio, alcalde de Fuero de Vizcaya en 1498, el cual, junto con el bilbaino Pedro de Arbolantxa pasaron a las Indias donde se distinguieron en el descubrimiento y colonización del istmo de Panamá, fundando en 1510 la primera ciudad americana en tierra firme, llamada Santa María la Antigua de Dorién. En el Renacimiento dieron los Zamudio gentes importantes de las Letras y las Ciencias; Zamudio fue el famoso coronel que luchó bra­vamente en la batalla de Rávena contra Gastón de Foix, el mejor general de su tiempo, y que allí murió de sus heridas. De este célebre Zamudio, alcaide de la fortaleza de Burgos, habla largamente en su libro Las Quincuajenas y Batallas el cronista Fernández Oviedo. De la misma familia es Ana de Zamudio, cuya belleza y posición social la hicieron objeto del pincel de Van-Dick, conservando el lienzo el Conde de Aremberg en Bruselas.

Según Julián San Pelayo en su necrología, esta calle se denominaba Portal de la Arena en el año 1544.

El 3 de febrero de 1536, se autorizó para que se emplearan tres mil ducados en erigir cárcel nueva en el lugar donde se hallaba emplazada la vieja. El 5 de junio de 1556, al tomar posesión el alcalde de la nueva cárcel, Ortuño de Zuazo, había 14 presos.

El edificio flanqueado por las calles Somera y Ronda fue proyectado en 1807 por el arquitecto Agustín de Humaran (Elorrio 1763-1829) para alojar la Alhóndiga y Peso principal de la villa en la planta baja y ocho viviendas en las plantas superiores.

Javier González Oliver